La ciencia nuclear en México está en manos de una mujer.